TRANSPORTE HASTA EL PUNTO DE PARTIDA Y VUELTA A CASA

¿Transporte? Sí, el Camino de Santiago se hace caminando, en bici o a caballo... pero hay que tener en cuenta una cosa: CUÁNTO cuesta llegar hasta el punto de inicio de tu ruta y la vuelta desde Santiago de Compostela. El dinero necesario para ir y volver a casa dependerá en gran parte de la ciudad donde vivas, ya que no todas las ciudades tiene el mismo número de conexiones... Si eliges viajar en autobus, tren o avión, el precio puede ser muy variable, pero haciendo una estimación extrapolando datos medios, hablaríamos de un rango de 65-100 Euros. Si el dinero te limita y no necesitas recorrer una distancia muy larga como cruzar España de punta a punta, una opción sería el BlaBlaCar, por ejemplo.

COMIDAS DIARIAS

Comer... algo básico... pues bien, aquí se nos irá una parte importante del presupuesto. Los precios en los bares y restaurantes del Camino de Santiago son realmente asequibles, generalmente con menús del peregrino especialmente pensados para los caminantes. Los precios de los negocios locales están ajustados al peregrino. No olvides que debes tener en cuenta al menos tres comidas diarias (desayuno, comida y cena), siendo la más importante de las tres la COMIDA. Una estimación aproximada podría ser la siguiente: 20 euros en total para todas las comidas repartidos de la siguiente forma: 2,5 euros de desayuno. 10 de menú de mediodía. 7,5 euros para una cena sencilla. Para abaratar estos costes, es una buena idea usar de vez en cuando las instalaciones de los albergues para cocinar nuestra propia comida, por ejemplo en las cenas. No te olvides de llevar siempre alguna pieza de fruta, barrita energética o frutos secos para tomar a media mañana.

ALOJAMIENTO

El precio del alojamiento nunca es algo fijo ya que no siempre vamos a poder alojarnos en cada localidad donde nos gustaría: sobre todo en temporada alta que las plazas se van llenando en albergues, pensiones y hostales. La mejor opción para que el gasto en alojamiento no ascienda demasiado son los albergues públicos; en muchos de ellos se acepta la voluntad (que nunca debe bajar de los 5 euros desde nuestro punto de vista, ya que de ese dinero depende la sostenibilidad de ese servicio). La mayor parte de los albergues públicos fijan un precio que suele rondar los 6-8 euros, mientras que en los privados las tarifas suelen rondar los 10-15 euros. No se debe olvidar que es muy recomendable, sobre todo si nos pesa el cansancio tras muchas etapas, tomarnos un buen descanso en una habitación para nosotros solos, lo que no encarecerá mucho nuestro presupuesto total del viaje, y nos permitirá seguir con energías más renovadas...

GASTOS EXTRA / IMPREVISTOS

Si quieres sacarle todo el partido al Camino, te recomendamos que dediques parte de tu presupuesto a guías, recuerdos, productos típicos y aperitivos con otros peregrinos que conozcas caminando. Darnos un buen homenaje final cuando lleguemos a la Catedral de Santiago también es una gran idea. Por otro lado, siempre debes destinar una parte de tu presupuesto para imprevistos, como un calzado que sustituya al que nos da la lata, una chaqueta que nos aísle mejor del viento, tiritas para rozaduras, medicinas contra el resfriado, e incluso alguna que otra sesión con el fisioterapeuta si el cuerpo nos lo pide. Por todo ello, calcula siempre por lo alto para poder disponer de esta parte del presupuesto si lo necesitas.

PRESUPUESTO DIARIO

Teniendo en cuenta todo lo anterior, podemos redondear a unos 30 euros diarios para recorrer el Camino de Santiago. Algunos días gastarás menos, otros más, pero como media podría ser una estimación bastante exacta y/o precisa. Por lo tanto, vamos a echar cuentas: Una semana haciendo el camino: 7 x 30 = 210 euros Si a eso sumamos lo estimado al principio para el transporte, deberías disponer de 300 euros para empezar tu Camino con duración de una semana. Ahora bien, hemos calculado todo esto pero sin tener en cuenta el equipamiento que necesitarás (botas/zapatillas de trekking, mochila, saco, etc.).